jueves, 27 de febrero de 2014

BERNARDO DE IRIARTEY NIEVES-RAVELO









Nace Bernardo de Iriarte y Nieves-Ravelo en el Puerto de la Cruz en la casa del Mayorazgo del Capitán Juan de las Nieves Ravelo, calle San Juan Esquina a la calle Venus, el 18 de febrero de 1735. Sus abuelos paternos Juan de Iriarte y Echevarria, Capitán de las milicias y Teresa de Cisneros y Escañuelas. Sus abuelos maternos Domingo Lorenzo Juan de las Nieves Ravelo, Teniente capitán de las milicias de infantería y Catalina Hernández de Oropesa y Pérez-Montaner. Sus padres, Bernardo de Iriarte y Cisneros (20-08-1705 a 17-01-1772) y Bárbara Cleta Marcelina de las Nieves-Ravelo y Hernández de Oropesa (26-04-1713 a 20-12-1798), se casaron el 28 de diciembre de 1732, y tuvieron 16 hijos de los cuales algunos murieron muy pequeños, Bernardo es el segundo de sus hijos fue bautizado 1 de marzo de 1735 por el Licenciado don Andrés José Cabeza, Abogado de los Reales consejo, examinador Sinodal de este Obispado y beneficiado de la Iglesia Parroquial Ntra. Sra. de la Peña de Francia. Se le impusieron los nombres de Bernardo Simeón, siendo su padrino don Bernardo White Carew.

Educado e instruido desde joven por su tío Juan Iriarte y Cisneros (1702-1771), con disposiciones para las letras y las artes, desde 1745 a 1756 le sirvió de auxiliar a su tío en la redacción del diccionario latino-español, pero la política ha sido su principal ocupación. Paso a Parma como secretario de embajada de la Legación española en aquel ducado italiano, quedó haciendo las ausencias del embajador, Marques de Revilla, con la aprobación del Ministro Sr. Wall. El 30 de Mayo de 1758 se le nombró oficial en la Secretaria de Estado. Obtuvo la secretaria de la embajada de Viena y después Londres, de la que renunció porque a su salud no le sentaba el clima del Támesis. Reintegrándose a su destino anterior, la secretaria de estado, llegó a alcanzar en él la mayor antigüedad, logrando en multitud de ocasiones manifestar su talento y de acreditarlo. La Real Academia Española le hizo viceprotector el 9 de octubre de 1774. El Rey le confió la cruz de Caballero pensionado de la Orden de Carlos III, Ministro Supremo del Real Consejo de Estado de las Indias, de la Junta General de Comercio y Moneda, obtuvo ventajas para el comercio español en los retrasos franceses ocasionados por su revolución.

Son fruto de su limada pluma y literatura varias traducciones en prosa castellana de los poemas que su tío Juan de Iriarte pronunciaba en la Real Academia de San Fernando, y que se hallan impresas en las relaciones de la distribución de premios y en las obras sueltas del mismo autor, Madrid 1762, “Respuesta a Portugal” profecía política verificada de lo que les sucedió a los portugueses por su ciega afición a los Ingleses, “El Tancredo”, tragedia en verso castellano, traducidas al francés, impresa en Madrid en el año 1.765, y posteriormente corregida.

Hace un Informe en 1767 sobre el Teatro Español por orden del ministro del Consejo de Castilla, Pedro Pablo Abarca de Bolea y Jiménez de Urea, Conde de Aranda, (1719-1798). En 1771 publica, noticias de la vida y literatura de Juan de Iriarte, impresa al frente de su Gramática Latina, y del tomo primero de sus obras sueltas. Bernardo es el más enigmático de la familia, fue defensor acérrimo de la cultura española contra las críticas extranjeras con amplia experiencia de la vida de otros países. En 1772 se entera de la muerte de su padre acaecida el día 17 de enero.
Entre 1774 y 1777 sufrió un proceso inquisitorial, los inquisidores estimaron que las proposiciones aducidas por el fiscal acusador eran, blasfemas, temerarias, escandalosas, de tal manera que, sin haber entre los citados inquisidores “nomine discrepante” se voto que don Bernardo fuese reducido a cárceles secretas, con secuestro de bienes e incautación de papeles y libros.
Llegaría a ser gran entendido en pintura, en 1794, Francisco de Goya y Lucientes (1746-.1828), solicitó ayuda de D. Bernardo como viceprotector de la Real Academia de San Fernando cuando trataba de dar a conocer y vender una serie de cuadros de su gabinete que acababa de pintar con escenas de toros y algunas otras diversiones populares, no parece haber pensado Goya en el mismo don Bernardo como posible comprador.
El día 17 de septiembre de 1791 muere en Madrid su hermano Tomás, y el día 22 de noviembre de 1795 muere su hermano Domingo en Gerona, Bernardo fue beneficiario de las siete habitaciones que tenia en su casa con obras de artes reunidas por los tres hermanos. En dicha colección de retratos, tenia del pintor Mengs, por el cual le ofreció un inglés mil libras esterlinas, y como don Bernardo no quiso venderlo, algunos parientes cundo lo supieron dijeron que no sabían quién era más loco, si el inglés que ofrecía tal suma o don Bernardo que no quiso admitirla por dicho cuadro. Francisco de Goya y Lucientes retrata a don Bernardo en testimonio de mutua estima y afecto en el año 1797, óleo sobre lienzo 108X54 cm. Este cuadro se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Estrasburgo, Francia.
En 1798 Contrajo matrimonio a los 63 años de edad con doña Antonia Sáenz de Tejada y Hermoso, natural de Cádiz con la que no tuvo herederos, este mismo año le llegan noticias de la muerte de su madre, y el 25 de mayo de 1801 de su hermano el respetable dominico Fray Juan Tomás. Cuando se hicieron almonedas en la casa de don Bernardo entre 1802 y 1803 poco antes de su destierro, Pedro González Sepúlveda le compró muchos cuadros.
En el año de 1.803 don Bernardo fue exonerado de todos sus cargos y desterrado de la corte a Málaga por Manuel Godoy Álvarez de Feria, Duque de Alcudia y Príncipe de la Paz (1767-1851). Lo mismo que tras la caída el 16 de agosto de 1798 le ocurrió a Melchor Gaspar de Jovellanos (1744-1811) Ministro de Gracia y Justicia político ilustrado y Magistrado desterrado a Mallorca, a Francisco de Saavedra y Sangronis (1746-1819) Secretario de Estado y también protector de la Real Academia de San Fernando, a Juan Antonio Meléndez Valdés (1754-1817) Intelectual ilustrado poeta y Magistrado desterrado a Medina del Campo, a Juan Agustín Ceán Bermúdez (1749-1829) coleccionista y historiador de arte desterrado al Archivo de Indias de Sevilla el 2 de junio de 1801, todos ellos amigos comunes.
Cuando se produjo el regreso de Fernando VII (1784-1833) en marzo de 1814 tras llegar a un acuerdo con Napoleón y derogada la Constitución de las Cortes de Cádiz de 1812 y que significaba el retorno del absolutismo, Bernardo emigra a Francia y fija su residencia en Burdeos, donde falleció el 13 de agosto de 1814,
Antonia Sáenz de Tejada y Hermoso después de la muerte de Bernardo, estableció su residencia en Bremen (Alemania) y a su fallecimiento una sobrina suya se encontró convertida en propietaria de todo el tesoro artístico de los hermanos Iriarte y todo lo que estos adquirieron con tanto fervor de eruditos, las obras que tanto admiraron y que fueron testigos mudos de su grandeza y de sus luchas por alcanzar las mas elevadas cimas de la ambición, fueron vendidas en Londres en los años siguientes de 1820 en confusas subastas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario