jueves, 19 de marzo de 2015

DOCUMENTOS RELATIVOS A LA HISTORIA COLONIAL DE CANARIAS-II



Recopilados por Eduardo Pedro García Rodríguez

1501 Noviembre 6.
Los invasores europeos continúan repartiéndose entre si los despojos del botín de guerra en la isla Chinech (Tenerife), en esta ocasión el esclavista y capitán de las hordas invasoras, procede según normas dadas por los genocidas y  nefastos reyes católicos en virtud de R. O. expedida en Burgos, e15 de noviembre de 1496, al reparto de tierras usurpadas en el menceyato de Taoro. Publicamos  las datas de aquel latrocinio   en manera que de todo haya razón, su tenor de ellos, es esto que se sigue:

En 6 de noviembre de 1501 se hizo la  distribución en tierras entre los invasores en la forma que a continuación exponemos:

«Sepan cuantos los que de yuso infrascriptos vieren, estas son las tierras de riego que por el sr. Gobernador Alonso de Lugo fueron dadas e repartidas, medidas e señaladas en sí y en sí y para si mesmo, como para las otras personas qe de yuso serán declaradas, en virtud del poder que ha e tiene del Rey e de la Reína ntros, Señores, que en este Libro desuso va incorporado, 1o cual de Yuso va de verbo a verbum, según el dicho presente señor Gobernador lo hizo a las otras personas sus sobstitutos, por virtud de su poder e mandamientos, en vecinos e pobladores conquistadores de la Isla, lo cual esto que se sigue:»

En díez días del mes de octubre de mil e quinientos e un año, en este día el Sr. Gobernador Alonso de Lugo repartió en sí y para sí, con donación perfecta y acabada por virtud del poder del Rey e de la Reina, ntros. Señores, como en Gobernador Conquistador principal de la Isla de Tenerife, conviene a saber: »

En Garachico toda el agua con todo lo que se pudiere aprovechar " en que habrá cuarenta fanegas de tierra de riego, y demás de la causa e razon por el que el dicho Sr. Gobernador así lo repartió, que haría un ingenio para ennoulecimiento de la Isla e aprovechamiento de los diezmos pertenecientes al culto divino y rentas de SS. RR. Altezas.»

«Otro sí. En la forma susodcha. el dho. Sr. Gobernador repartió en sí y para sí, con donación perfecta y acabada en nombre del Rey y de la Reina ntros. Señores, por virtud de sus Poderes, conviene a saber: el agua de Icode con toda la tierra que pudiere aprovechar hasta veinte e cinco o treinta hanegas de tierra, en lo cual asímesmo ha de hacer un Ingenio para sí y para los vecinos »

«Otro sí en la forma susodicha, el dicho Sr. Gobernador tomó en sí e para sí, haciendo repartimiento con donación perfecta e acabada, por virtud del poder , conviene a saber: dos arroyos de agua que son en el Realejo de Taoro, con toda la tierra que pudiere aprovechar con la lomada de tierra bajo una tierra de una lomada, que es lo de sequero, y lo que se le ha de regar es encima de la heredad de Fernando de Castro y Hernando del Hoyo e de Jorge Grimón, en que se podrá aprovechar tres o cuatro cahices de riego, en lo cual el Sr. Gobernador ha de facer un Ingenio, e dos si fuera menester, habiendo agua.»

Otro sí. El dicho Sr. Gobernador tomó en sí y para sí, haciendo repartimiento, conviene a saber, toda el agua del Sáusalejo que Su Sría. dió a partido a Alonso Bello para plantar todo vidueño e arbolado, con toda la tierra que pudiere aprovechar, en que hay o puede haber poco más o menos doce o quince fanegas.

Estas son las tierras de riego que parece fueron dadas e repartidas en el reino de Taoro de la Orotava, que es en esta dicha Isla, por mandato de dicho Sr. Gobernador Alonso de Lugo, por virtud del poder de Sus Altezas, según que todo que parece que pasó ante Jaime Joven, Escribano, del repartimiento que a la sazón fue, que se pone aquí porque se sepa el como y porqué y en quien fueron repartidas.

Primeramente salió por suertes, echadas en un bonete, correspondiendo a nueve fanegas, cada uno, los siguientes invasores conquistadores o pobladores: Mateo viña, Pedro de Vergara, alcalde, Comendador Gallegos, Fernando de Medina, Alonso de las Hijas, Fernando de Llarena, Guillén Castellano, Albornoz y Almanza ; Cristóbal Ramírez con seis, Juan Salinero con tres fanegas de tierra, Fernando de Trujillo, y Diego de Mesa con doce cada uno; Jaime Joven, Francisco Mandoño, Pedro López de Villera, Forna, Gonzalo Rodríguez, zapatero, Ibone de Armas, Juan Méndez y Diego Cala, seis fanegas cada uno; Cristóbal Pino y Valdés, todos juntos dos cahices; D. Pedro y D. Fernando, hijos de Alonso de Lugo, doce; Francisco Jiménez, Juan de Añate y Rodrigo Vaquero, tres cada uno.

Asimismo fueron adjudicadas, a razón de seis fanegadas por cabeza o grupo de dos, a los siguientes conquistadores o pobladores: Alonso Bello y a Barrera, a Jorge Grimón (el borgoñón) y a Juan de Almodóvar, Peralta  y Nicolás, herrero, Fernando de los Olivos y Francisco Méndez; Francisco Melián y Sebastián, serrador; Diego Manzanaque y Pedro Alvarez; Burguillos  y Gonzalo Vaquero; y Alonso Gutiérrez ya Vallejo.

Luego unos a seis y otros a la mitad, se señalaron las siguientes datas a favor de Alonso de la Puente; Antonio de Carreras; Antonio Sardo y Juan de Carmona; García de la Limera y a Alcarraz, Dome a Dios; Juan Zapata; Padilla y a Talavera; Fernando Báez y Alonso de Jerez; Fernán Martín, portugués, y a Navarro,  Alonso Fernández y Alonso de la Rocha; Diego Martín Carretero; Francisco de Sepúlveda y Alonso de la Fuente; Fernarldo de Torres y Rodrigo de Barrios, Rodrigo Yánez y Rodrigo Álvarez; Briseño  y a Pino, sillero; Juan Alonso y Diego de Agreda; Alonso Márquez y Garcia Páez; el Romo, maestro de navíos, y Juan Rodríguez, zapatero; Bartolomé de Jaen y Juan Fernández; el propio Adelantado con setenta y dos fanegas y, por último, Sarmiento, marinero, con cuatro fanegas y media, repartiéndose en conjunto unas cuatrocientas cincuenta y siete fanegas y media.

Después se procedió a un segundo repartimiento, según veremos en el documento que copiaremos en la segunda parte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario